Header Ads

Leganés 2 Real Madrid 2: Cerramos La Liga de manera invicta


Invictos en el cierre de la Liga. Esa es la buena noticia que podemos sacar de nuestra visita al sur de Madrid en este último partido de la temporada que ya es inolvidable por las circunstancias excepcionales en la que nos tocado vivir. Nuestro equipo, el mejor del mundo y campeón de Liga el Real Madrid afrontaba el último compromiso solo con la obligación de acabar invictos en esta reentrada del fútbol a la vida cotidiana y se logró el cometido al empatar 2-2 ante el Leganés en el Estadio Municipal de Butarque. En un partido en el que arrancamos ganando con el gol de Ramos pero la pausa de hidratación hizo al cuadro local despertar y de esta manera empatar la contienda antes del descanso. Asensio nos puso por delante en el complemento aunque la alegría duró poco ya que los pepineros empataron mediada la segunda parte para llegar al tramo final del encuentro con chances de certificar la permanencia pero su falta de puntería fue clave para llevarnos un punto y el invicto a casa mientras que los de Javier Aguirre dijeron adiós a la categoría tras dos años perteneciendo a ella.

Tras ser campeones de Liga la única motivación de esta fecha era saber cómo íbamos a responder en el campo ya que no nos jugábamos nada más que el honor del triunfo y la cifra mágica de 11 partidos ganados y a los 9 minutos el objetivo al ponernos en ventaja por intermedio de Sergio ramos que aprovecho un centro desde la izquierda para marcar de cabeza y, abrir la lata para los nuestros. El gol parecía asentar el dominio madridista pero, los locales metieron una marcha más y tras dos intervenciones de Areola tras sendos disparos de Recio el Leganés empató antes de irnos al descanso por obra de Bryan Gil que remató cruzado sin chances para Areola. Tras el paso vestuarios nos pusimos por delante con el gol de Asensio. Gran pase de Isco para que el mallorquín definiera entre las piernas de Cuellar.

El gol nos volvió a dar alas para buscar inmediatamente en un contragolpe la sentencia aunque los blanquiazules no se rendían y Oscar Rodríguez pudo empatar para los suyos también Assale quería ponerle emoción al tramo final de la Liga pero Areola hizo una parada milagrosa. La pausa de hidratación nos vino de la peor manera ya que los locales subieron las líneas y, pudieron empatar a falta poco para el final a través de Assale. Brahim pudo ponernos en ventaja de nuevo pero su disparo se marchó a un lado. Oscar tuvo en sus botas la salvación pero su disparo se marchó alto al final empate y cierre de la temporada de forma invicta. Próxima parada: la Champions. Hala Madrid y Nada Más.




No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.