Futbol

Cantera

Basket

Opinion

Videos

domingo, 28 de mayo de 2017

La Sexta

Mauricio Padilla     6:11:00  No comments
      
   El Real Madrid era el mejor equipo del mundo, de eso no había duda alguna, desde 1954 hasta esa temporada 1960 en la que se corona campeones de Europa por quinta ocasión, el Real Madrid ganó 4 campeonatos de liga y 5 Copas europeas; en los 5 años siguientes al mando de Miguel Muñoz siguieron dominando, 5 trofeos ligueros al hilo y 2 finales de Copa de Europa, en las que cayeron derrotados ante el Benfica de Eusebio y el Inter de Helenio Herrera.
Para la temporada 1965 el Madrid de Di Stefano ya se había estado difuminando poco a poco; fue en el verano de 1964 cuando Don Alfredo deja el club que ayudó a construir tras haber ganado 8 Campeonatos de Liga y 5 Copas de Europa; el mejor jugador de la historia del mejor club de la historia del deporte decía adiós.
Su equipo quedaba en manos de los veteranos Gento, Puskás o Santamaria pero dando paso a la juventud de los Amancio Amaro, Pirri o Pachín.
La Copa de Europa 1965/66 seguía con el mismo formato de Octavos de Final, el Madrid entró como campeón de España y estaba en el grupo de favoritos con auténticos equipazos como el Inter de Herrera, que ya lo había vencido en la final 2 años antes; el Benfica de Eusebio, que también lo venció en la final de 1962; o el Manchester de Bobby Charlton y George Best, base de la Inglaterra que ganaría el Mundial de 1966 y que se quedaría con el título europeo de 1968.
El Madrid tuvo que jugar la ronda preliminar ante el Feyernoord, dejándolo afuera con una contundente victoria por 5-0 con 4 goles de Ferenc Puskás.
En Octavos de Final empataron a 2 en Escocia ante el Kilmarnock, con goles de Amancio y Pirri, dejando los goles para el partido en el Bernabéu; partido que comenzó abajo en el marcador, pero que 2 goles de Pirri y anotaciones de Grosso, Ruiz y Gento, sentenciaron para el equipo blanco. 


Alfredo Di Stefano en su partido homenaje,
   En los Cuartos de Final la prueba era mayor, el Anderlecht se llevó el partido en Bélgica por la mínima diferencia y el Madrid tenía que, de nuevo, ir al Bernabéu a darle la vuelta.
De eso se encargaron Muñoz y los suyos; ya sin Puskás en el equipo titular, Amancio y Gento se encargaron de la faena, 2 goles para cada uno y el pase a semis.
En estas semis, el Real Madrid se mediría al Inter de Milán; el equipo nerazzurro fue el precursor del Catenaccio, repleto de leyendas de este deporte como Giacinto Facchetti, emblema y capitán del club; el brasileño Jair; el ex barcelona Luis Suarez y el maravilloso Sandro Mazzola.
Este mismo equipo había ganado la final por 3-1 en el 64, en el último partido de Don Alfredo en la Copa de Europa, por lo que el Real Madrid de Muñoz saldría con todo en la casa blanca.
Miguel Muñoz plantó en el campo a 11 futbolistas españoles; el Madrid de los “Yé Yé”, haciendo alusión a la famosa entrevista en la que jugadores del club imitaron a los Beatles y el grandioso coro de she loves you: “She loves you, yeah yeah yeah”.
El equipo merengue empezó con el pie derecho con el gol de Pirri al minuto 13 y sacaron una diferencia que se llevarían a Milano, a pesar de que el portero Betancort jugaría buena parte del compromiso lesionado, cuestión que le impidió seguir apareciendo en la competición.
Helenio Herrera dijo antes de ese partido de vuelta que el Giuseppe Meazza era suficiente para ganar el partido, que no iba a ser una empresa complicada.
El pronóstico de Herrera evidentemente fue errado y el Madrid contó con la mayoría de las acciones de peligro gracias al plan ideado por Muñoz y ejecutado por los “Yé Yé”, especialmente por Amancio y Gento. Fue una combinación entre ellos la que produjo el primer gol del partido, zurdazo cruzado de Amancio que decretaba el 1-0. El Madrid decidió esperar al Inter, haciendo que el Inter adelantara líneas. El partido siguió y con 2 goles de ventaja para el Madrid hasta era que una internada de Facchetti termina dentro de la red y a falta de 11 minutos el Inter necesitaba otro gol, anotación que nunca llegó y el encuentro finalizó en empate para sellar el pase a la final para el equipo español.
El Manchester United fue derrotado por el Partizan de Belgrado en la otra semifinal, el equipo yugoslavo se plantó en la final a enfrentar al 5 veces campeón de Europa.



Betancort, Velázquez, De Felipe, Pirri, Grosso y Sanchís.

   La final fue en Bruselas, en el estadio de Heysel; los belgas verían su segunda final de Copa de Europa y, como en la de 8 años antes, estaba el Real Madrid para disputarla.
 Era la onceava Copa de Europa hasta el momento y el Real Madrid había clasificado a su octava final, un dominio abrumador para el equipo que presidía Don Santiago.
El entrenador blanco salía con Araquistaín; Pachín, Sanchís, De Felipe; Zoco, Pirri, Velazquez; Serena, Amancio, Grosso y el capitán Paco Gento.
De la generación del equipo que ganó las 5 Copas de Europa apenas seguía de titular Paco Gento, presente en todas aquellas finales seguidas con Di Stefano.
Ningún otro jugador había participado en alguno de aquellos títulos, excepto por Pachín, titular en la final de 1960 conquistada por el equipo merengue.
El partido fue duro y el marcador no cambió luego de los primeros 45 minutos, fue en el 55 cuando Velibor Vasovic adelantó a los yugoslavos y sembró fantasmas en el Madrid, que venía de 2 finales desperdiciadas en 4 años.
Los españoles esperaron hasta el minuto 70, cuando un grandioso pase de Pirri deja a Amancio en velocidad ante un defensor rival, el madridista quebró las caderas del yugoslavo en 2 ocasiones para quedarse frente al portero y definir con clase. El empate llegó y 6 minutos después que controlara con el pecho, una volea de afuera del área de Francisco Serena se clava en el ángulo superior izquierdo de la portería para que el Real Madrid se pusiera en ventaja. 2 de los mejores goles en las finales de Copa de Europa para el Real Madrid fueron la diferencia que se plasmó en el resultado para poder levantar la sexta Copa de Europa, 6 de 11 había conseguido el Real Madrid. También Paco Gento, que levantaba, esta vez como capitán, su sexta Copa de Europa, cosa que no se ha vuelto a ver en el fútbol. 


Miguel Muñoz, Santiago Bernabéu y Paco Gento. 

sábado, 27 de mayo de 2017

Cristiano fue entrevistado por Uefa.com

Juan Pedro Cordero     17:56:00  No comments
Cristiano Ronaldo analizó la final de la Champions League en una entrevista para los medios oficiales de UEFA. El delantero portugués es consciente de la oportunidad que tiene el Real Madrid de conseguir un hito en la competición: “Queremos entrar en la historia y, si ganamos, seremos el primer equipo que logra el título dos temporadas seguidas en el nuevo formato de la Champions League. Es una ambición y un sueño. Crucemos los dedos”.

Via:Realmadrid.com

ESCRITO POR Juan Pedro Cordero

Periodista y Locutor de Ven FM, amantes de los deportes pero pasión es el fútbol, Madridista, Vinotinto y Mourinhista 100 % si me sigues yo te sigo .

Seguimo preparando la Champions este sabado

Juan Pedro Cordero     17:54:00  No comments
Nuestro equipo, el campeón de Europa, El Real Madrid continúo con su puesta a punto de cara a la final de la Champions, que disputará el próximo sábado, 3 de junio, ante la Juventus (20:45 h, Antena 3 y Bein Sports). El trabajo con el balón marco la pauta en una sesión en la que Zidane contó con los futbolistas del Castilla Enzo, Lienhart, Tejero, Quezada y Achraf.
 
Los blancos completaron diversos ejercicios con balón en los campos 1 y 2 de la Ciudad Real Madrid y finalizaron con un partido en espacios reducidos. Sergio Ramos realizó trabajo específico en solitario, mientras que Pepe y Coentrão trabajaron en el interior de las instalaciones.


Via:Realmadrid.com





ESCRITO POR Juan Pedro Cordero

Periodista y Locutor de Ven FM, amantes de los deportes pero pasión es el fútbol, Madridista, Vinotinto y Mourinhista 100 % si me sigues yo te sigo .

La Quinta

Mauricio Padilla     6:15:00  No comments

   El Real Madrid empezó la temporada 1959/60 con varios cambios; la dirección técnica no estaba a nombre de Luis Carniglia, su relevo fue el paraguayo Manuel Fleitas, quien ganó tanto en selecciones como en clubes del fútbol suramericano. Con él llegaron 2 jugadores brasileños con mucho cartel, Didí y Canario. También se dio una salida importantísima del equipo, Raymond Kopaszewski salió de la casa blanca para volver a su Stade de Reims, dejando una estela de calidad que nunca será olvidada en el Santiago Bernabéu.
La pretemporada vio al Real Madrid enfrentarse a varios de los mejores equipos del mundo, pero hubo un choque que fue mítico. La única vez que se enfrentaron Di Stefano y Pelé en un campo de fútbol fue en el partido de despedida que se había organizado para homenajear a Miguel Muñoz en ese verano de 1959. El encuentro terminó con un 5-3 para los locales con respectivos partidazo de Pelé y Di Stefano, además de 3 goles de Luis Del Sol para el Madrid, pero lo más destacado de la noche tenía que ser la estruendosa ovación que recibió el gran capitán blanco Miguel Muñoz.

Alfredo Di Stefano y Pelé en el Santiago Bernabéu.

   Fleitas dio la confianza a los brasileños para cubrir el lugar de Kopa y dejar a Rial en el banquillo, con un inicio algo irregular en liga.
En la Copa de Europa volvieron equipos como el Anderlecht, Nice o Milan y se sumaron el Wolverhampton y el FC Barcelona, debutantes.
El Real Madrid, campeón de las 4 únicas ediciones anteriores era el rival a vencer y lo supo desde el inicio, los grandes favoritos se medirían ante el Jeunesse Esch, también debutante en la competencia.

   Su favoritismo fue demostrado desde el primer partido, ganando 7-0 en la ida con 3 goles de Puskás, 2 de Herrera y tantos de Di Stefano y Mateos.
Para el partido de vuelta marcó el joven mediocampista José María Vidal, además de Di Stefano, Puskás y Enrique Mateos por duplicado; terminando la eliminatoria con un 12-2 global.
Al inicio del año 1960 el Balón de Oro ofrecía su cuarta entrega y Alfredo Di Stefano fue el elegido para llevarse su segundo galardón, tercero seguido para un jugador del Real Madrid, Raymond Kopa volvía a entrar en los puestos de honor que en esta ocasión fue segundo.


   En los Cuartos de Final, el multicampeón europeo se mediría al campeón galo, el Nice consiguió llevarse el partido en Francia, logrando remontar los goles de Herrera y Rial y volando a Madrid con una ventaja de 3-2. 
Ante esta desventaja, el Real Madrid salió a buscar el partido y los goles cayeron de la mano de Pepillo, Di Stefano, Puskás y Gento para el 4-0 final.
El cuadro de eliminatorias dejó emparejados en semifinales al Real Madrid y al FC Barcelona, el primer enfrentamiento de los clásicos rivales españoles en Europa. El Barcelona venía liderado por Luis Suarez y Sandor Kocsis y venían peleando el campeonato liguero palmo a palmo. 

   Ya para este partido estaba en el banquillo madridista el legendario Miguel Muñoz, el destino había cumplido lo que prometía hacía unos años y se le fue otorgado el puesto de director técnico.
Fue Alfredo Di Stefano el que abrió el marcador al minuto 17 y Puskás amplió la ventaja para los blancos hasta que Eulogio Martinez recortó la diferencia. Luego de la lesión de Santamaria, el Madrid aguantaba la diferencia y Don Alfredo la amplió a 6 minutos para el pitido final, finalizando el encuentro con el 3-1.
Una semana después se jugó el partido de vuelta, con el FC Barcelona buscando una remontada que los dejara en la final. Nada más lejano a lo que ocurrió, el Real Madrid desplegó su fútbol y el cañón húngaro anotó al minuto 25 para el 4-1 global, otra vez Puskás aumentó la brecha para dejar KO a los culés; Gento marcó el 3-0 que se vio recortado por un gol de Kocsis en el minuto final y dejar la eliminatoria con un global de 6-2 para el equipo merengue.

Alfredo Di Stefano ante el FC Barcelona.

   La final sería disputada en el mítico Hampden Park de Glasgow, ante el campeón alemán Eintracht Frankfurt en el que sigue siendo recordada como la mejor final de la Copa de Europa. Miguel Muñoz eligió a Domiguez para la portería, la grandiosa dupla Marquitos-Santamaria junto al jovencísimo Pachín en defensa. Su antigua pareja de la medular, Zárraga estuvo junto a Vidal para dejar a Canário, Del Sol, Di Stefano, Puskás y Gento en ataque.
Erwin Stein administraba los ataques del conjunto teutón y fue él el que tras una bonita jugada asistía a Kress y los alemanes se iban arriba.
Después de 26 minutos llegó el empate tras un desborde de Canário que centra y encuentra a Alfredo Di Stefano para empatar, el empate fue solo 3 minutos antes de que otra vez Di Stefano, esta vez rematando un despeje ante un intento de Canário, anote el segundo y adelante al Madrid. El 3-1 es uno de los goles más recordados de Ferenc Puskás, e hizo muchos, su magnífico remate de zurda al ángulo superior del primer palo del portero rival sigue siendo rememorado constantemente; anotado en el minuto final de la primera etapa de aquella final.
Puskás de penal hizo el cuarto y el quinto llegó al minuto 60 tras una gloriosa corrida de Paco Gento por la banda que hizo suya durante su carrera, luego del largo recorrido centró y Puskás remató para el 5-1. Otro remate de la maravillosa pierna izquierda de Ferenc se incrustó en el ángulo derecho del arco y ya eran 6, 4 en la cuenta personal de Puskás, sí, 4.
Stein marcó el 6-2 un minuto después, para que el Real Madrid sacase del medio y 18 segundos luego anote el 7-2, firmado por Don Alfredo Di Stefano, que ya había anotado en las 5 finales jugadas de la Copa de Europa.
Stein anotó de nuevo y apunto estuvo de llegar el 4 de la saeta rubia, que estrello un gran remate en el palo.
El encuentro terminó, siendo la final con más goles anotados en la historia de la Copa de Europa, con Puskás como máximo anotador del torneo, quien lo ganaba tras el dominio de Don Alfredo los 3 años anteriores en ese rubro. El húngaro también ganó el premio pichichi esa temporada, tras los 5 seguidos que consiguió Di Stefano.
También importante fue para Miguel Muñoz, quien fue el primero en ganar el torneo como jugador y como entrenador. 

Celebración de la Quinta Copa de Europa.

   Un par de meses después se disputó la primera Copa Intercontinental, enfrentando al club blanco contra el Peñarol uruguayo.
El partido en Montevideo terminó empatado a 0 y todo quedó por decidirse en Madrid.
120000 personas asistieron y 13 paises vieron las maravillas del Real Madrid, a los 10 minutos ya Puskás y Di Stefano habían marcado 3 goles y a los 51 Gento anotó el quinto. El partido finalizó 5-1; todos fueron testigos de como el mejor equipo del mundo dejó pequeña la frase de The Times al ganar la quinta Copa de Europa: “El Real Madrid se pasea por Europa como los vikingos hicieron, destruyendo todo a su paso”.
Y es que el Real Madrid se paseó por el mundo, no solo por Europa, destruyendo todo a su paso.
Real Madrid CF junto a la Copa Intercontinental. 


copyright © 2016
Union merengue. Union Merengue no se hace responsable de la opinion de sus colaboradores