Header Ads

PREMIER LEAGUE: Jornada 3


El Liverpool sigue demostrando que su candidatura va en serio, potenciando a Mo Salah, que continúa su racha anotando el gol de la victoria ante un ordenado Brighton. El tanto del egipcio fue apenas llegando a la media hora. Sin brillar y sabiendo sufrir, los de Klopp sacaron los 3 puntos en un partido que los deja con pleno de victorias, 7 goles a favor y ninguno en contra. Con Joe Gomez y Virgil Van Dijk como baluartes de la zaga y Alisson regalando paradas que valen puntos.



La blue machine de Maurizio Sarri también sigue su camino, con un funcionamiento cada vez más aceitado y engranando las piezas que dan forma a un equipo que nos divertirá durante la campaña. Jorginho es uno de los mejores jugadores hasta ahora en la liga, manejando cada movimiento de los suyos, siendo ese punto medular que hace jugar a todos. Él comandó a un Chelsea que con un gran Hazard, aplastaba en la primera mitad al Newcastle, que prácticamente no pasó el centro del campo. A pesar de esto, el 0 seguía estampado para ambos, hasta que a falta de 15 minutos, una de las infinitas rupturas de Marcos Alonso, termina en una infracción dentro del área, que Hazard cambia por gol. Al minuto 83, Joselu anticipa con un cabezazo a David Luiz, dándole el empate a los de Rafa Benítez.
Los visitantes no escarmentaron en su búsqueda de los 3 puntos y luego de un tiro libre, Marcos Alonso, siempre decisivo, se encuentra con una pelota suelta dentro del área; remata y Yedlin desvía al fondo, dando la ventaja final para un Chelsea que sigue imparable.
El tercero en discordia es el sorprendente Watford, dirigido por Javi Gracia. La tercera victoria llega ante el Crystal Palace, con anotaciones de Roberto Pereyra y José Holebas; dejando a los de Vicarage Road en compañía de gigantes, mirando a todos desde lo más alto.

Jorginho, Azpilicueta, Hazard y Alonso celebrando el tanto del belga.
El Manchester City, por su parte, fue frenado por el recién ascendido Wolverhampton de Nuno Espirito Santo. El Molineux Stadium vibró con un gran partido en el que ambos contaron con numerosas ocasiones. Los de Pep se vieron contenidos por un gran trabajo de Rui Patricio y un par de remates a los postes. A los 57 minutos seguía sin moverse el marcador, hasta que llega una gran asistencia de Ruben Neves, de partidazo, para que Willy Boly marque con la mano y adelante a los locales. Nadie protestó y ninguno de los jueces notó la irregularidad de la jugada, que apremió a un Manchester City que no pudo desplegar su fútbol en los minutos posteriores. El empate llega tras una jugada a balón parado con un cabezazo de Aymeric Laporte y los campeones empujaron con ganas pero sin encontrar demasiada claridad en los metros decisivos.
En la misma línea de los citizens, sigue el Bournemouth, que con su tradicional entrega, consiguieron empatar a 2 un partido que se les complicaba. Con una expulsión por lado, el Everton se adelantaba con los tantos de Walcott y Keane a falta de 24 minutos. Joshua King y Nathan Aké, empatan las acciones antes del final, repartiendo un punto por lado en un encuentro que dejó el feo momento en el que Michael Keane se fractura el cráneo; incidente que afortunadamente el central podrá superar en las próximas semanas. 

Dos entrenadores llegaban con necesidades de victoria, Unay Emery y Manuel Pellegrini contaban sus partidos por derrotas y buscaban que en la tercera fecha llegara el volantazo para tomar rumbo en sus respectivos clubes. En el Emirates se vivió un entretenido encuentro con defensas bastante desarticuladas y jugadores con talento suficiente para desequilibrar. Arnautovic abrió la cuenta y la situación de Emery era crítica, pero apenas 5 minutos después llega el gol de Nacho Monreal y ahí mejoraron los gunners. Ambos entrenadores movieron piezas buscando la victoria, pero el gol que mueve la balanza llega de manera fortuita, gol en contra de Diop que le da la ventaja al Arsenal al minuto 70. Ya en el descuento, Welbeck redondea el resultado anotando el 3-1 final que deja hundido al West Ham, último de la tabla. 
Despertó el Fulham, que tras su millonario mercado estival, no podía cosechar puntos. En esta oportunidad destrozaron al Burnley, con tantos de Seri, Schurrle y Mitrovic por duplicado.
Con una sola unidad aparece Huddersfield tras su empate vs. Cardiff. Misma cantidad de puntos que  Burnley, Newcastle y Southampton, que en esta ocasión sale derrotado ante Leicester City, gracias a las anotaciones de Gray y Maguire.

La última parada es en Old Trafford, para hablar sobre el mejor partido de la jornada: Manchester United - Tottenham, con el puesto de José Mourinho peligrando. EL luso optó por utilizar a Ander Herrera como central por derecha y que actuara de tapón, cubriendo cada agujero que apareciera en defensa. Matic, Pogba y Fred dominaron el centro del campo en la primera parte, la mejor de los red devils en meses. A pesar del gran planteamiento de Mou y la casi inmaculada ejecución de los jugadores, la calidad apareció para desnivelar la balanza. El cobro de Kieran Trippier, uno de los mejores tiradores de la liga; y el cabezazo de Harry Kane, el mejor definidor. Ellos canjearon un tiro de esquina por el 0-1 que derrumbó al United al minuto 50.
133 segundos después, Lucas Moura - Man of the match - anotó el segundo y y ahí se terminó la historia. En los instantes finales Lucas Moura se despacha un segundo tanto, convirtiendo el final 0-3. Clara victoria para los londinenses, que aprovecharon varios puntos muy altos hoy: Lloris, Alderweireld, Lucas Moura y Kane. 


EL PODIO

Oro: La demostración de carácter del Tottenham Hotspur en el teatro de los sueños no debe pasar desapercibida, los Spurs sufrieron y lo hicieron sin exasperarse. La gran actuación de los de Pochetino los deja como uno de los líderes en la clasificación, algo que muchos quieren ver al final de temporada. 
Lucas Moura tras su primer gol en Old Trafford.
Plata: Maurizio Sarri llega al Bridge y el golpe de efecto ha sido inmediato. 3 victorias claras, desplegando un magnífico fútbol, encomendando a Jorginho dictar los tiempos de los suyos. El italiano completó 157 pases ante Newcastle, la tercera mayor cifra en un partido de Premier League y ya es, por mucho, el jugador con más pases completados en la actual campaña; dando sentido a los ataques de la máquina azul que se está construyendo en el oeste de Londres.

Bronce: Los de Jurgen Klopp siguen manteniendo vivo el rock and roll en Liverpool, luego de la
fantástica campaña pasada, comienzan con paso firme en Premier. Sumando elementos nuevos como Alisson Becker o Naby Keita, a las constantes que vimos la temporada pasada. La mayor de esas constantes, Salah, suma nada menos que 29 goles anotados en Anfield, en la misma cantidad de partidos disputados.

LO PEOROtro descalabro para el equipo de José Mourinho. El Manchester United no levanta cabeza y no hay atisbo alguno de mejora. La derrota ante el Tottenham es la peor recibida por Mou en condición de local en toda su carrera como DT. Mal juego, pobres actuaciones individuales, nula influencia desde el banquillo, lo único rescatable de todo este tema ha sido el aplauso que dieron aficionados a José Mourinho luego del partido, correspondidos por algunos minutos por el luso. 

ONCE IDEAL
Alisson (Liverpool);
Bellerin (Arsenal), Alderweireld (Tottenham), Boly (Wolves), M. Alonso (Chelsea);
Ruben Neves (Wolves), Jorginho (Chelsea), Wijnaldum (Liverpool).
Salah (Liverpool), Mitrovic (Fulham), Lucas Moura (Tottenham).


CLASIFICACIÓN

Transfermarkt.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.