Header Ads

Sudáfrica 2010


Ya sin Raúl, Casillas y Puyol tomaron la posta en cuanto a liderazgo, con Xavi Hernández siendo el motor del equipo. Con los tres mencionados, junto a Sergio Ramos, David Silva, Andrés Iniesta, Cesc Fábregas, David Villa y Fernando Torres; propiciaron que se forme un equipo con mucho talento, que se vio apuntalado por Marcos Senna, mediocampista del Villarreal nacionalizado; eje central del 4-1-4-1. Así ganó España la Eurocopa de 2008, venciendo un histórico candado que la selección tenía en grandes citas y consiguiendo el segundo trofeo europeo. Luís Aragonés dejó la selección tras el triunfo y ahora quedaba en manos de Vicente Del Bosque. El ex-entrenador del Real Madrid continuó el camino trazado por Don Luis y le dio retoques aprovechando lo hecho por Guardiola en el FC Barcelona.
Piqué ya estaba asentado como pareja de Puyol en la zaga, con el triangulo culé en el medio, acompañados de Xabi Alonso. En esos cuatro nombres se movía todo, el balón rodaba y rodaba, mientras que los rivales corrían para verlo pasar. Con este mote de favoritos, España cruzó el Mediterráneo para dirigirse a tierras sudafricanas. La FIFA se la jugó con la elección, apenas la segunda fuera de América o Europa y luego de inconvenientes de todo tipo, el certamen se disputaría de buena forma.

España decepcionó en el primer encuentro, perdiendo frente a la selección suiza. David Villa se encargó de dejar esa derrota en anécdota, marcando 3 goles en los 2 partidos restantes del Grupo H; ante Honduras y Chile, siendo estos últimos los acompañantes de España en la segunda ronda.
En el Grupo A partió el local, cuyo debut fue una fiesta, con el interminable zumbido de las vuvuzelas en un encuentro que finalizó con empate a uno ante México. También empataron Uruguay y Francia, con los galos ya sin Zidane, Vieira, Makelele, Thuram y tantas viejas glorias que dejaron de vestir la camiseta azul. En medio de vergonzosos escándalos, sacando a Anelka de la concentración por insultar a Domenech y con Evra apunto de llegar a las manos con el preparador físico, los futbolistas franceses se negaron a entrenar a 2 días del decisivo partido ante Sudáfrica. Francia finalizó con un solo punto, cayendo derrotada en los partidos frente a los Aztecas y africanos. Uruguay dominó la zona, con México pasando por la diferencia de goles.
Argentina era dirigida por Diego Maradona, cuya inexperiencia quedó más que demostrada durante unas tortuosas eliminatorias de Conmebol. En el Grupo B dominaron debido al pobre nivel, Corea del Sur, Nigeria y Grecia no fueron rivales; dejando a la albiceleste con tres victorias con Higuaín marcando un hat trick en el camino.
Inglaterra y Estados Unidos marcaron pauta en el C, con los norteamericanos consiguiendo la clasificación y el primer puesto gracias a un gol de Donovan en el minuto 91 de la tercera fecha; dejando sin copa a Eslovenia y Argelia.

David Villa y Cesc Fábregas.
Alemania venció el Grupo D, dando muestras de que la renovación llegaba para quedarse. Junto a los germanos, Ghana logra la clasificación en una peleada disputa con Serbia y Australia. En el Alemania - Ghana, se dio algo histórico en Copas del Mundo, por primera vez se enfrentaron dos hermanos, Jerome y Kevin Prince Boateng.
Por la zona E llegaron Robben, Van Persie, Kuyt, Huntelaar, todo presentes cuatro años antes, pero con un trayecto a sus espaldas que les dio mucho peso. Junto a ellos y con el 10 en la camiseta, estaba Wesley Sneijder, que días antes se había coronado con el Inter de Milán, dirigido por Mourinho; venciendo el triplete con el conjunto nerazzurro. La Oranje ganó sus partidos a Dinamarca, Japón y Camerún.
El campeón inicia con empate ante Paraguay el Grupo F. Italia necesitaba vencer en la segunda fecha a Nueva Zelanda. Los oceánicos eran el peor equipo del torneo en el papel, clasificando a su primera copa por la decisión de Australia de participar en las eliminatorias asiáticas. Nueva Zelanda sacó un empate en la fecha 1 a Eslovaquia e hizo lo mismo contra unos campeones del mundo que prendieron las alarmas y llegaron obligados al encuentro contra eslovacos. 2-3 fue la derrota italiana en el torneo que empezó a dejar claro el declive de un fútbol tan grande como el italiano.
Por último tuvimos a Brasil y Portugal clasificando a la ronda de 16, algo esperado en el grupo compartido con Costa de Marfil y Corea del Norte.

En los Octavos de Final vivimos un choque ibérico, con portugueses y españoles jugándose el pase. España con las virtudes conocidas y Portugal con Cristiano Ronaldo, que ya tenía un Balón de Oro en su haber. No pudo Cristiano, pero sí David Villa, que dio la ventaja definitiva a los suyos en un complicado partido. El rival en Cuartos sería Paraguay, quienes aprovecharon los penales para derrotar a Japón.
Holanda contó con algo recurrente, los goles de Robben y Sneijder para el 2-1 ante Checoslovaquia.

Mucho más sencillo fue para los gigantes de Sudamérica; con Brasil goleando a Chile con goles de los criticados Robinho y Luis Fabiano. Argentina, por su parte, vio el cuarto gol de Higuain en la Copa, que junto al doblete de Tévez sirvieron para eliminar al Tri.
Otra goleada llegó a nombre de Alemania, quienes con Klose, Podolski y Müller; despacharon a los ingleses. Inglaterra sigue recordando el gol de Lampard con 0-0 que no fue concedido por el referee; quien alegó que el balón, luego de golpear el travesaño, no cruzó la línea de gol. El error fue grave, con una jugada que fue claramente apreciada por la mayoría, recordando en muchos aspectos aquel tanto de Hurst en la final de 1966.
Uruguay se vería las caras con Ghana en los Cuartos de Final, debido a que triunfaron sobre Corea del Sur y Estados Unidos respectivamente.

Luego de endosarle cuatro a Inglaterra, Alemania hizo lo propio ante una Argentina que se fue con el Balón de Oro, Lionel Messi sin anotar gol alguno. Klose por duplicado, Müller y Friedrich los anotadores del descalabro argentino. 
La brillantez de Özil y el trabajo de Khedira en el medio, quedaron ante el mundo en estos dos partidos; valiendo para ellos el fichaje por el Real Madrid luego del mundial, gracias al expreso pedido de Mourinho.
Por su parte, España empataba sin goles ante la correosa Paraguay. Ya en la segunda parte, hay un penal para los paraguayos; Cardozo cobra y Casillas rememora aquellas paradas del 2002 para salvar a la roja de verse en desventaja. Un minuto después hay otro penal, en este caso para España. Xabi Alonso ejecuta y lo manda a guardar, pero el arbitro hace repetir el cobro por invasión del área. Al repetirlo, cae en las manos de Villar y el 0-0 seguía. El marcador se abre al minuto 83, cuando Fábregas manda un balón al poste, que luego cae en las botas de Villa, quien anota el único gol del partido y mete a España entre los cuatro mejores por primera vez desde 1950.
Wesley Sneijder se encargó de sacar a Brasil, con dos goles que le dieron vuelta al tanto de Robinho, con el holandés imprimiendo su influencia en el resultado, de nuevo.
El cuarto semifinalista salió de Uruguay y Ghana. Los ghaneses fueron los últimos africanos con vida en la Copa y se adelantaron en la primera mitad, emocionando a todo un continente; que apoyaba de forma unánime a su representante. Forlán empata el encuentro y la prórroga arribó. En ella pasa poco hasta el último minuto de la misma, cuando tras una pelota parada, Luis Suárez utiliza las manos para detener un remate que significaba enterrar las esperanzas charrúas, causando su expulsión. Asamoah Gyan se preparó para el cobro del penal y lo estampó en el travesaño, dando paso a la definición. Gyan anota el suyo en una tanda que dejó al Loco Abreu con la posibilidad de hacer el gol de las portadas. Sebastián Abreu solía cobrar los penales a lo Panenka y en una instancia así, lo hizo de nuevo, como siempre, como todos sabíamos que lo haría para darle la clasificación al pequeño país del sur de América.

Wesley Sneijder.
Uruguay y Holanda se jugaban la final, países con años de espera para ver a los suyos en tales momentos. Van Bronckhorst saca un zapatazo a la escuadra para adelantar a los holandeses. Forlán empata y en la segunda mitad, Sneijder y Robben firman el segundo y tercer gol de los naranjas. El pequeño número 10 holandés sumó su quinto tanto en el torneo, empatando a Villa en la cima de la tabla de goleadores.
Por el otro costado aparecía Puyol dando la ventaja a España con un gol de cabeza en el que pareció volar para impactar el balón. Busquets realizó un magnífico marcaje a Mesut Özil, ayudando a Iker a lograr otro partido sin recibir goles. La primera final del mundo de un país con una tradición tan grande en el fútbol, siempre prometiendo títulos, pero sin cumplir con tantas expectativas. Alemania obtuvo el tercer puesto, con Uruguay finalizando cuarto; en un encuentro en el que Forlán y Müller marcaron y se unieron a Sneijder y Villa como los goleadores. 

Casillas, Ramos, Xavi, Puyol, Piqué, Busquets, Iniesta, Capdevila, Villa y Alonso.
Si bien era la primera final española, Holanda ya había jugado 2, saliendo derrotada en ambas ocasiones; 1974 y 1978. Desde ese año 78, no se presentaban dos equipos sin mundiales a una final y tanto España, como Holanda, añoraban con ver a su escudo acompañado de una estrella.
El encuentro prometía mucho, viendo a Holanda con sus 4 atacantes: Robben, Sneijder, Kuyt y Van Persie; además de los Xabi Alonso, Busquets, Xavi, Iniesta, Pedro y Villa por el lado pintado de rojo.
Los 90 minutos quedaron en deuda, con pocas emociones y menos chances de mover el cero. El único que contó con oportunidades fue Robben, quien rompe la pareja Piqué-Puyol para entrar por todo el medio de la cancha  y quedar mano a mano con Casillas. Iker esperó la decisión del número 11, quien remata a la derecha de Casillas, que con su pie diestro logra desviar el balón al tiro de esquina. Segundos después, con Piqué y Puyol siendo arrollados por Arjen, volvemos a ver el duelo entre delantero y guardameta, con el mismo ganador. El 1 esperó y Robben quiso eludirlo para que el esférico termine entre los guantes del guardapalos madridista.
De esa postal del portero del Real Madrid, tenemos que pasar a una de Andrés Iniesta; es él, quien aprovecha un pase de Cesc para definir con la fuerza de todo un país y anotar el gol más importante en la historia del fútbol español para consagrarse en la decimonovena Copa del Mundo. Una nación, que jamás olvidará el 11 de julio de 2010, fecha en la que la luz de la luna de Johannesburgo, España logra la Copa del Mundo; que llegó tarde, pero llegó.

Andrés Iniesta y su dedicatoria a Dani Jarque.



Balón de Oro:
1) Diego Forlán / URU. 
2) Wesley Sneijder / HOL.
3) David Villa / ESP. 

Bota de Oro:
-David Villa / ESP. (5).
-Wesley Sneijder / HOL (5).
-Thomas Müller / ALE (5).
-Diego Forlán / URU (5)..

Equipo Ideal 

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.