Header Ads

México 1986




La decimotercera Copa del Mundo tenía previsto realizarse en Colombia, el país cafetero fue electo en 1974, pero en 1983 decidió retirarse al no verse capaz de cumplir con los requisitos necesarios para la ejecución del evento. A tan poco tiempo del mundial, la FIFA aceptó la propuesta mexicana, quienes se postularon para albergarlo y 16 años después del torneo en el que brilló Pelé, volverían a ser sede de una Copa del Mundo. Sería la primera vez que un país repetía, las anteriores 12 copas se habían llevado a cabo en 12 países distintos, 5 americanos y 7 europeos. México fue la opción segura, tenían las condiciones adecuadas, pero el terremoto que sufrió el país a solo 8 meses del inicio fue devastador, 10000 muertes y millones de dólares en daños materiales. A pesar de esto, el pueble mexicano salió a flote y las dudas de la FIFA se disiparon, dando así la confianza a los aztecas.
Al igual que en España, los seleccionados serían 24, formando los siguientes grupos: Grupo A: Italia, Argentina, Bulgaria y Corea del Sur.
Grupo B: México, Paraguay, Bélgica e Irak.
Grupo C: Francia, URSS, Canadá y Hungría.
Grupo D: Brasil, España, Argelia e Irlanda del Norte.
Grupo E: Alemania, Escocia, Dinamarca y Uruguay.
Grupo F: Polonia, Inglaterra, Marruecos y Portugal.

Los primeros 2 lugares de cada grupo pasarían a los Octavos de Final, junto a los 4 mejores terceros, para así formar las 8 llaves.
En el Grupo A, Argentina terminó líder y junto a Italia se clasificó a la siguiente ronda; también Bulgaria logró trascender a pesar de cosechar solo 2 puntos.
México, que contaba con uno de los mejores representantes en la historia del fútbol de ese país, logró clasificar en la primera plaza del Grupo B, con Hugo Sánchez anotando en la victoria ante Bélgica, que clasificó junto a mexicanos y paraguayos.
Franceses y soviéticos lograron trascender sin dificultades en el Grupo C, misma historia para Brasil y España en el D. Ese equipo español era dirigido por el mítico Miguel Muñoz, ganador de la Copa de Europa con el Real Madrid, tanto en su etapa de jugador, como en su etapa de entrenador. Muñoz finalizó en el segundo lugar en la EURO de 1984 y contaba en su plantel con maravillosos jugadores como Butragueño, Camacho, Michel, Chendo, Gallego, Maceda. Todos eran parte esencial del Real Madrid que alzó el campeonato nacional de liga y que se coronaría durante 5 años seguidos, ejerciendo un dominio que no se ha visto desde entonces.
Dinamarca, Alemania Federal y Uruguay prevalecieron en el Grupo E, completando los 16 clasificados con Marruecos, Inglaterra y Polonia; con los africanos terminando en el sitial de honor, por encima de británicos, polacos y lusitanos.
El cruce que inauguró los Octavos de Final nos regaló uno de los goles más espectaculares de las Copas del Mundo, el anotado por Manuel Negrete en la victoria por 2-0 de los anfitriones sobre Bulgaria. El rival de México saldría del Marruecos-Alemania Federal, un duelo disparejo en teoría, pero que en la práctica demostró la primera gran actuación de un combinado africano en Copas del Mundo; luego de superar a 3 europeos, logró hacer sudar a los germanos, que tuvieron que esperar al minuto 88 para ver la clasificación gracias a Lothar Matthaus.
Michel Platini dominaba el fútbol italiano por esos años, su nivel en Juventus le había permitido llevarse los últimos 3 Balones de Oro y en los Octavos de Final en Mèxico tuvo que liderar a Francia para eliminar a los actuales campeones que contaban con piezas remanentes del triunfo de 1982, incluyendo a Enzo Bearzot. Platini anotò 1 tanto en la victoria por 2-0 con el que Francia decía adiós a los vigentes campeones. 
Brasil seguía contando con Sócrates y Zico, practicando ese fútbol que enamoró a todos en España, se mantenían como firmes candidatos a llevarse la gloria en Mèxico, refrendando lo hecho en la primera fase con la goleada propinada a Polonia en Octavos. 
56 años después de aquella tarde de Montevideo en la que Nasazzi, capitán uruguayo, alzó la copa tras vencer en la primera Copa mundial de la FIFA; Argentina  y Uruguay reeditarían el clásico del Río de la Plata por segunda vez en los mundiales. El encuentro se definió por el gol realizado por Pedro Pablo Pasculli en la primera mitad. Los dirigidos por Carlos Bilardo se verìan las caras ante un conjunto inglés que tenía a Lineker en estado de gracia, anotando 5 tantos en los 2 últimos partidos, ante Polonia y Paraguay. 
Emilio Butragueño contaba con 22 años de edad, tenía una vida de éxitos con el Real Madrid, pero en esta Copa del Mundo firmó una hazaña que solo 5 jugadores habían logrado anteriormente; el buitre anotó el primero, el segundo, el cuarto y el quinto gol con los que España remontan el encuentro ante Dinamarca. Los 4 tantos del canterano merengue le sirvieron a España para cruzarse con Bélgica en los Cuartos, los belgas lograron imponerse ante la Unión Soviética, reponiéndose de los 3 goles de Igor Belánov, ruso que ganó el Balòn de Oro ese año.

Zico y Platini durante el Brasil-Francia.
En los Cuartos de Final observaríamos a 2 de los equipos más recordados en sus respectivos países, con seleccionadores que entendían al fútbol de la misma manera, una forma de fomentar la estética, el arte. El fútbol champagne de los galos, expuesto al mundo a través de Michel Platini venciendo la Euro 1984, pero con 3 vértices más en el centro del campo de 4 hombres que formaban ese cuadrado. Luis Fernandez, Giresse y Tigana acompañaban a Platini para dar forma geométrica a un sistema en el que los mediocampistas eran protagonistas, el 4-2-2-2. También Brasil se expresaba a través del balón y con el famoso cuadrado mágico compuesto por Toninho, Falcao, Sócrates y Por supuesto, Zico. El fútbol derivó en goles de Careca y Platini, que enviaron la eliminatoria a tiros penales. Extrañamente, 2 de los genios presentes erraron en la tanda, Sócrates y Platini fallaron sus disparos y gracias al que erró Julio Cesar, el gallo francés enfiló a semifinales.
Ese mismo 21 de junio, el Estadio Universitario de Monterrey celebraba que su selección, el tri llevaba a Alemania Federal al tiempo extra, y por primera vez en los mundiales, un partido de eliminación directa terminaba sin goles. Los alemanes ganaron la primera tanda en 1982 y aquí hicieron lo propio, algo que siguen haciendo hasta nuestros días, ganar todas las tandas de penales que han disputado en Copas del Mundo.
Otro cruce se definiría desde los once pasos, el fatífico punto selló el destino español en la Copa. Luego del 1-1, cumplieron con sus cobros Señor, Chendo, Butragueño y Victor, con el magnifico guardameta belga, Jean-Marie Pfaff deteniendo el tiro de Eloy; mientras que Zubizarreta fue incapaz de detener algún remate contrario, quienes marcaron los 5 cobros depositando a Bélgica en las siguiente fase.
El último encuentro de los Cuartos de Final sería sin duda el más recordado y el que contaba con un trasfondo mucho más poderoso. Argentina e Inglaterra vivieron su primera chispa de rivalidad aquel dia en el que Antonio Rattin sale expulsado en el mundial de 1966 y estruja la bandera británica; ya eso estaba en el olvido, todos los presentes en el encuentro tenían en la retina algo mucho más reciente, más importante y más doloroso. La guerra del Atlántico Sur fue un conflicto bélico acaecido en 1982 entre argentinos e ingleses, propiciado por los dictadores de la junta militar que regía la nación sudamericana; los argentinos reclamaban soberanía en los territorios de las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur; hasta ese momento bajo soberanía británica.  Durante el fuego murieron casi un millar de personas; con un tema tan trascendental, el fútbol quedaba empequeñecido y en el campo se jugaría por otra cosa, se jugaría por el país. Así se lo tomó el plantel argentino dirigido por Bilardo, un plantel que logró clasificarse por la ventana en la eliminatoria de CONMEBOL, gracias a un gol de Ricardo Gareca en el minuto 83 del último partido, tras una jugada de Passarella que demostró su carácter y su entrega. Estas virtudes le sobraban al seleccionado argentino de 1986 y ante los ingleses, los rivales que trascendían lo futbolístico, lo demostraron.
Transcurrían 51 minutos de partido y el 0-0 seguía colgado, pero ahí llegó Maradona. Un rebote cae bombeado al área de Shilton, el golero inglés sale a caputarla pero primero llegó Maradona, el balón terminó al fondo y Diego lo festejó ante la incredulidad de muchos, ya que el 10 había manoteado la bola a la red; uno de los goles más polémicos de los mundiales fue validado por el arbitro Ali
Bennaceur, Argentina se adelantó gracias a la imborrable Mano de Dios. Pero la inspiración divina no terminó ahí, Maradona decidió que era momento de regalar al mundo el mejor gol de la historia de las Copas del Mundo, cuyo recuerdo va siempre de la mano a la narración de Victor Hugo Morales, que lo transmitía de esta manera: “Ahí la tiene Maradona, lo marcan dos, pisa la pelota Maradona, arranca por la derecha el genio del fútbol mundial, deja el tendal y va a tocar para Burruchaga... ¡Siempre Maradona! ¡Genio! ¡Genio! ¡Genio! Ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta... Gooooool... Gooooool... ¡Quiero llorar! ¡Dios Santo, viva el fútbol! ¡Golaaazooo! ¡Diegoooool! ¡Maradona! Es para llorar, perdónenme... Maradona, en una corrida memorable, en la jugada de todos los tiempos... Barrilete cósmico... ¿De qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés, para que el país sea un puño apretado gritando por Argentina? Argentina 2 - Inglaterra 0. Diegol, Diegol, Diego Armando Maradona... Gracias Dios, por el fútbol, por Maradona, por estas lágrimas, por este Argentina 2 - Inglaterra 0".
Diego Armando Maradona desparramó a 6 jugadores ingleses para anotar un tanto que perdurará hasta el fin de los tiempos, esos segundos en los que la genialidad humana fue aplicada al deporte.
Con esos 2 tantos Argentina trascendió, a pesar del sexto tanto del torneo de Gary Lineker, quien descontó a falta de 10 minutos. 

La mano de Dios.
En las semifinales el rival era Bélgica, quienes contaban con Enzo Scifo liderando desde el campo y con Pfaff dando espectáculos con sus paradas. Bilardo ya había afianzado su idea durante el torneo; poblando la defensa con Ruggeri, Cuciuffo y Brown, cubriendo la ausencia desde el inicio del campeonato de Daniel Passarella;  y agregando efectivos al centro del campo con Enrique, Batista, Olarticoechea y Giusta, dejando a Burruchaga galopar para acompañar al 10 y a Valdano en ataque. La idea de Bilardo la aplicaban a la perfección y si uno de ellos era Diego, todo iba a resultar. Maradona se volvió a mostrar ante Bélgica; primero con una definición a la carrera por encima de Pfaff, luego con un golazo en el que pasa entre 4 defensores belgas para definir cruzado Maradona y su seleccionado argentino se plantaban en la final.
El fútol champagne se vio truncado de nuevo por la maquinaria germana, quienes a través de Matthaus y Magath en el medio, apagaron los circuitos franceses, influyendo también en ataque para abastecer a Rummenigge. Los 2 tantos germanos fueron anotados por el gran carrilero izquierdo Andreas Brehme y el recién ingresado Rudi Voller, quien entró para terminar la faena y clasificar a Alemania a su cuarta final en 20 años. Francia, por su parte, tendría que conformarse con el tercer puesto, luego de la victoria en el partido por la medalla de bronce ante Bélgica. 

Maradona y Matthaus durante la final en el Azteca.
El tata Brown, defensor central argentino que reemplazó a Passarella durante el torneo, tuvo que abrir un agujero en su camiseta para poder inmovilizar su brazo derecho luego de luxarse el hombro; a pesar de ello, inauguró el marcador en el Estadio Azteca a los 22 minutos y tras el descanso, Jorge Valdano galopó por la izquierda para marcar el segundo tanto argentino y la ilusión empezaba a dar paso a la exaltación, a pesar de que la marca de Matthaus sobre Maradona fue maravillosa, anulando casi completamente a Diego cuando se acercaba al área; pero como hemos comentado antes, Alemania no se rinde nunca, luego de 2 tiros de esquina, Rummenigge y Voller lograron empatar el encuentro a falta de 81 minutos y darle un envión anímico mayúsculo a los teutones. Poco le interesaba a Maradona el envión anímico, 2 minutos después del empate, el zurdo filtró un maravilloso pase que cazó Burruchaga, quien corrió y corrió y con tiempo de sobra para pensar, marcó ante la salida de Harald Schumacher. Y así terminó el partido, Argentina se consagraba bajo la afortunada presencia del Estadio Azteca, cuyo césped ha sido testigo de gestas como el partido del siglo y la consagración de Pelé en 1970, la mano de Dios y el gol del Siglo de Diego, además de ver en este 29 de junio de 1986, 16 años más tarde que a Pelé, a Diego Armando Maradona alzar la Copa del Mundo.

Arriba: Batista, Cuciuffo, Olarticoechea, Pumpido, Brown, Ruggeri y Maradona.
Abajo: Burruchaga Giusti, Enrique y Valdano.
Balón de Oro:

1) Diego Maradona / ARG. 
2) Harald Schumacher / RFA.
3) Preben Larsen / DIN.

Bota de Oro:
- Gary Lineker / ING. (6).
-Diego Maradona / ARG (5).
-Emilio Butragueño / ESP. (5).
-Careca / BRA. (5).
Equipo Ideal

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.