Header Ads

Brasil 2014


El primer título mundialista le dio a España un aura invencible, avalado por nombres propios y rendimiento. Llegaron embalados a la Euro 2012 y la vencieron sin muchas dificultades. La Copa Confederaciones en 2013 dejó en evidencia que el cambio de ciclo era inminente. Del Bosque decidió dar continuidad a apellidos que no demostraban el nivel de antaño. Ya sin Puyol, pero con un Casillas y un Xavi que ya no estaban, se afrontó la Copa del mundo de Brasil.
La canarinha encaró los fantasmas de 1950, cuando Uruguay apagó la fiesta con el Maracanazo. Querían hacer olvidar aquel día y Luiz Felipe Scolari fue el elegido para llevarlos a la gloria. El ganador del mundial 2002 confió en Neymar para la Confederaciones, que venció el torneo y fichó  por el FC Barcelona. Para la Copa del Mundo, Neymar comandaba al scratch, junto a grandes nombres como Marcelo o Dani Alves; el resto dejaba dudas, muchas dudas. No solo la selección generaba tal cosa, también la organización del torneo estuvo ensombrecido y viviendo entre infinitas protestas antes, durante y después del certamen.

El partido inaugural inicia con el autogol de Marcelo, poniendo a Croacia en ventaja, pero un doblete de Neymar da la vuelta a la historia, con Oscar decorando con su anotación. Brasil empata ante México en la segunda fecha, con ambos equipos terminando clasificados en el Grupo A. Los mexicanos por vencer a Croacia y los locales por golear a Camerún, con otro doblete de Ney.
Por el Grupo B, España, Holanda y Chile protagonizarían una gran pugna por los puestos de clasificación, con Australia como espectador de lujo. La Roja empieza con gol de Xabi Alonso, pero el vendaval holandés no se hace esperar. Van Persie, Robben, De Vrij, Van Persie y Robben, en ese orden cayeron los 5 tantos de la oranje, provocando el ridículo español con un Casillas que dejó claras muestras de su nivel en esos tiempos. Chile venció a los oceánicos en la primera fecha y España se la tenía que jugar ante los sudamericanos, cuya dinámica fue demasiado para un centro del campo español cuyo ritmo ya estaba desfasado; Chile vence 2-0 y deja eliminado al campeón del mundo, situación que se repitió en 2002 y en 2010. Tres de los últimos cuatro campeones del mundo fueron eliminados en la primera fase en la defensa de su trofeo.
Colombia dominó de cabo a rabo en Grupo C, con un James Rodríguez en estado de gracia, jugando y marcando en todos los partidos, llegando a anotar de manera sublime ante Japón. En ese mismo partido, ingresa Faryd Mondragón, que con 43 años se convierte en el jugador más longevo en disputar una Copa del Mundo. Un gol de Giorgios Samaras en el último minuto de la tercera jornada, arranca el boleto a Octavos de las manos de Costa de Marfil.
El Grupo D estaba denominado como el de la muerte y es que por primera vez en la historia de los mundiales, tres campeones del mundo compartirían grupo en la primera fase. Siete campeonatos del mundo estaban condensados en el Grupo que nos regalaría magníficos partidos entre Italia, Uruguay e Inglaterra; con Costa Rica decorando la zona. Esto era en teoría, porque en la primera jornada, los ticos vencen a Uruguay y en la segunda hacen lo propio con Italia, propiciando que el Uruguay - Italia de la tercera jornada, decida el segundo clasificado, ya que los costarricenses llegaron a dicha fecha clasificados, empatando con Inglaterra, que sacó su único punto del torneo. El definitorio Uruguay - Italia tuvo dos momentos resaltantes, primero llegó el mordisco de Luis Suárez, que le costó dejar la Copa. Luego del desagradable incidente, llega Diego Godín, que se acostumbró a marcar en esas semanas; haciéndolo contra el FC Barcelona en el partido consagratorio de la Liga, pasando por la final de UCL y ahora clasificando a su país a los Octavos de Final.

Benzema y Messi aparecieron para que Francia y Argentina vencieran sus grupos. Con Suiza clasificando con los franceses en el D, dejando fuera a Ecuador y Honduras. Junto a la albiceleste se mete Nigeria, en detrimento de Bosnia e Irán.
Portugal y Alemania abren la acción del Grupo G, con Alemania goleando a los lusos luego de la expulsión de Pepe; Thomas Müller se fue con tres tantos anotados. Estados Unidos venció a Ghana en esa fecha 1 y con el empate a 2 con Portugal en la siguiente jornada, tenían que aguantar ante Alemania y que Portugal no goleara a los africanos. Efectivamente, el clasificado fueron los norteamericanos, dejando sin continuar a Cristiano Ronaldo, Balón de Oro y recientemente campeón de la UEFA Champions League rompiendo todos los registros de goleo.
Por último, tocamos el trabajo de Bélgica en el H, consiguiendo tres victorias por la mínima ante Argelia, Rusia y Corea del  Sur.

James Rodríguez.
Los Octavos de Final estaban planteados y nos regalaron muchas emociones; con 5 partidos llegando a la prórroga y 2 de ellos terminando en penales. Sólo Francia y Colombia vencieron con claridad; Francia a Nigeria por 2-0, mismo resultado para el Colombia - Uruguay. Fue en ese encuentro cuando James Rodríguez saca de la chistera esa volea de fuera del área para abrir el marcador y duplica la ventaja minutos después para dar a Colombia su primera clasificación a los Cuartos de Final.
El otro partido que finalizó a los 90 minutos fue Holanda - México, que veía a los aztecas llegando con ventaja a falta de dos minutos. Pero Sneijder y Robben tenían otros planes, Wesley marcó el empate al minuto 88 y Arjen generó un discutido penal que Huntelaar cambia por gol en el minuto 94.
En el tiempo extra vencieron Alemania, Bélgica y Argentina. Alemania con tranquilidad, anotando 2 tantos que en el último minuto se vieron descontados por un tanto argelí que no sería suficiente. Mismo desarrollo para Bélgica, cuyos jóvenes talentos hicieron brillar a Tim Howard, golero estadounidense que con 16 paradas mantuvo a los suyos en el partido. La prórroga entregó los goles de De Bruyne y Lukaku, antes del descuento de Green.
Argentina sufrió más, ya que veía cerca los penales cuando Di María anota en el 118 y obtener el boleto a Cuartos.
La primera tanda de penales fue la de Brasil y Chile, quienes terminaron en tablas gracias a los goles de David Luiz y Alexis. El tiempo extra estuvo apunto de dejar a Brasil sin su equipo anticipadamente, Mauricio Pinilla estampa un balón al poste a segundos de terminar el suplementario. Marcelo y David Luiz anotan por Brasil, con Julio César atajando los remates de Pinilla y Alexis. Bravo detiene el de Hulk y Willian manda el suyo fuera; esto dejó el 2-2 con un penal restante por lado. Neymar ejecuta a la perfección el suyo, mientras Jara manda el suyo al poste del mismo arco que le negó el gol a Pinilla minutos antes.
En el Costa Rica - Grecia la figura seguía siendo Keylor Navas. Su maravillosa primera fase fue seguida de un gran partido ante los helénicos, deteniendo el penal decisivo para que los centroamericanos se metan entre los mejores 8 del mundo, lo que le valió para ser contratado por el Real Madrid luego de la Copa.

Keylor no pudo repetir la heroica ante Holanda, que marcó los 4 remates y vio a su portero suplente erejirse. Louis Van Gaal hizo ingresar a Tim Krul en lugar de Cillesen, exclusivamente para atajar en la tanda de penales venidera. El guardameta holandés detiene 2 y junto a las anotaciones de los históricos Robben, Sneijder, Van Persie y Kuyt; hacen que Holanda vuelva a entrar en semifinales.
Alemania vence por la mínima a Francia, con anotación de Mats Hummels. Lo mismo hace Argentina con Bélgica, viendo a Higuaín aparecer para meter a la Argentina en el top 4 por primera vez desde 1990.
El otro clasificado fue Brasil, cuya carga anímica estaba llegando a los límites. Los jugadores brasileños se rompían en llanto cuando las decenas de miles de personas entonaban el himno, sin sonido, a pura voz. La imagen de los cariocas daban a entender lo que pesaba esa presión que mantenían sobre sus hombros.
Thiago Silva y David Luiz con un tiro libre espléndido daban la ventaja ante Colombia. Al minuto 80 marca James Rodriguez, sexto gol en el mundial y anotando en los cinco partidos. El estadio Castelao ovacionó al 10 colombiano, que días después de esta eliminación, vestirá la 10 del Real Madrid.
Al final del partido, Neymar sufre un golpe de Zúñiga, que lo deja fuera del torneo por una fractura en una vertebra de la espalda. Brasil, plantado en semifinales se queda sin su superestrella y sin su capitán, Thiago Silva, que salía por acumulación de amarillas. Todos estos problemas se multiplican por 100 cuando enfrentas a Alemania.

Julio Cesar y David Luiz durante el himno brasileño. 
Un conjunto germano que ya cumplía 8 años bajo el mando de Joachim Löw. Cuyo proceso empezó luego de la salida de Klinsmann en 2006. Löw era asistente de Jürgen durante la copa en tierras alemanas donde finalizaron terceros, para luego hacerse cargo y llevar a la Mannschaft a la final  de la Eurocopa 2008. Ya Alemania no era la de antaño, jugando con mucha más elaboración y técnica, aprovechando un proceso que reformó las raíces del fútbol alemán en los años 90. Los frutos empezaron a llegar y en 2010, con una joven camada finalizaron de nuevo en la tercera casilla del podio; metiéndose en otra semifinal en la Euro 2012.
En Brasil y en su quinta semifinal en un torneo grande, el seleccionado alemán llegaba al punto más alto del proceso, ofreciendo a todo el mundo su opera prima.
Uno de los mejores porteros del mundo, Manuel Neuer, jugaba bajo palos y lejos de ellos, actuando en ese rol de líbero que tanto ha dado a la posición. Boateng y Hummels formaban una pareja que llevaba años en selecciones nacionales, con Höwedes ocupando el puesto en el lateral izquierdo y con Phillip Lahm como líder absoluto de este equipo, actuando por derecha con su habitual inteligencia y clase, haciendo todo y haciéndolo todo a la perfección. Schweinsteiger aportaba orden como número 5, con la sapiencia justa ante cada impulso; Toni Kroos aportaba fútbol, la palabra que mejor define al que más tarde sería jugador del Real Madrid, Kroos juega y hace jugar, con el balón siempre como protagonista. Sami Khedira daba dinámica, con su incansable ida y vuelta.
Adelante aparecía Mesut Özil con la creatividad e inventiva que normalmente muestra, también Thomas Müller, que ya para ese tiempo, contaba con 9 goles en Copas del Mundo. Y si a goles en Copas del Mundo nos referimos, tenemos que hablar de Miroslav Klose; luego de sus 5 tantos en Corea/Japón, otros 5 en Alemania y 4 en Sudáfrica, el número 11 alemán llegó a Brasil con un objetivo personal, convertirse en el máximo anotador de los mundiales. Su tanto en la fase de grupos ante Ghana lo dejaba empatado en la cima con Ronaldo, por lo que le quedaban 2 partidos para anotar el histórico gol.
Müller abre la cuenta en el minuto 11 y lo que vino después fue trágico; Klose consiguiendo superar a Ronaldo en tierras brasileñas al minuto 23 y un minuto luego llega Toni Kroos anotando 2 goles en 69 segundos, el doblete más rápido en la historia de los mundiales. Khedira marca el quinto y el reloj marcaba 29 minutos. El estadio Mineirao quedó atónito, el aficionado brasileño era consciente que los viejos cuentos de terror que sus abuelos vivieron en carne propia con el Maracanazo, ahora se volvían realidad con el Mineirazo. Alemania baja la asfixiante presión y el partido transcurre hasta que ingresa Schurrle, que marca 2 más para un humillante 0-7, que es retocado con un exiguo maquillaje al minuto 90. Desde 1950 no se sentía tanto silencio en Brasil, la fiesta había acabado y el Maracanazo quedó lejos, sí, porque el Mineirazo acaparó las pesadillas del país amazónico.

Toni Kroos y Miroslav Klose.
Holanda y Argentina se medirían en Sao Paulo para definir al segundo finalista. El encuentro experimentó mínimas emociones, sin lugar a chances de peligro. La prórroga dio paso a los penales, donde Messi, Garay, Agüero y Maxi Rodríguez anotaron para la albiceleste. Javier Mascherano, líder moral de esta selección, encara a Sergio Romero para decirle: "Hoy te convertís en héroe". Efectivamente, el guardameta argentino sacó la capa como Goycochea en 1990 para detener los cobros de Vlaar y Sneijder. Holanda viajó a Brasilia para hacerse con la medalla de bronce con una goleada a Brasil, que sin duda alguna seguía de luto. 

Luego de las finales de 1986 y 1990, Alemania y Argentina se medían para tomar el trofeo. La maquinaria teutona seguía andando, como es normal en dicho seleccionado, pero en la final no contó con su once de lujo. La lesión de Sami Khedira en el calentamiento le dio espacio a Kramer, joven centrocampista que al cuarto de hora sufre la peor parte en un choque con Garay, recibiendo un fuerte golpe en la cabeza. Kramer sigue jugando por 15 minutos más para salir claramente trastocado por el golpe, fue sustituido por Schürrle.
Higuaín erra una oportunidad clara y marca en la que está fuera de juego; con Messi fallando otra chance franca para Argentina. Bastian Schweinsteiger sufre una cortada en el rostro, lo que no le impidió ser el mejor del partido. Su trabajo y el de Kroos le dieron vida a Alemania, que sin Khedira y Kramer, perdieron presencia en el medio. El tiempo extra ve el cabezazo de Höwedes al poste y la mala decisión de Palacio al definir frente a Neuer. En el minuto 113, a falta de 7 para el final, aparece el recién ingresado Mario Götze, que controlando con el pecho y definiendo a la carrera con la pierna izquierda, anota el gol más importante de la nación germana. Que se coronaba ya sin el distintivo "occidental", por primera vez, Alemania unificada lograba el cetro mundial y con Toni Kroos, uno de los mejores del torneo, habiendo nacido del lado oriental del telón de acero, apenas 3 meses después de la caída del muro de Berlín.

Mario Gotze. 

Bota de Oro:
-James Rodríguez / COL. (6).
-Thomas Müller / ALE. (5).
-Neymar / BRA. (4).

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.