Header Ads

Argentina 1978


La copa mundial de la FIFA volvería a Sudamérica, Argentina sería el anfitrión de los mejores seleccionados del globo tras varios intentos fallidos de recibir el torneo. En ese año 1978, la nación estaba en plena dictadura regida por una junta militar. Pero como vimos en anteriores ocasiones, esto para la FIFA no era impedimento; el mundial se jugaría y el mismo se utilizaría como propaganda de un régimen. La selección argentina llegaba dirigida por Cesar Luis Menotti y contaba con jugadores de la talla de Mario Kempes o Daniel Passarella, quienes están en lo más alto de un fútbol tan rico como el argentino. Junto a ellos, otras figuras como Fillol, Gallego, Ardiles, Bertoni o Villa se enfundarían la albiceleste durante esas semanas. El que no pudo hacerlo fue el joven Diego Armando Maradona, quien con 17 años formó parte de la preselección, pero fue dejado a un lado por Menotti a pesar de que ya mostraba su magia en Argentinos Juniors. 
Esa discutida elección no fue la ausencia más importante del torneo; fue la de Cruyff, quien tras el tercer puesto en la Euro de 1976, llegaría al mundial con 31 años para intentar conseguir la corona que no pudo obtener en Alemania. Pero Johan desistió, mucho se habló desde entonces; se dijo que varios de los seleccionados holandeses no disputarían el torneo por no querer entrar en un país en el que las violaciones de derechos humanos estaban a la orden del día. Por otro lado, estuvo el tema con Adidas y Puma, Cruyff era patrocinado por Puma y en la Copa de 1974 tuvo que utilizar una camiseta con dos  tiras en lugar de tres, como la Adidas de sus compañeros; esto también se contó por esos días. Lo que Johan confesó fue diferente, dijo que no participó por haber sido victima de un robo en su casa de Barcelona y no sentía ganas de dejar a su familia luego de ese momento. Por una u otra razón, el fútbol perdió al número 14 naranja, pero el seleccionado neerlandés mantenía jugadores como Krol, Neeskens, Rensenbrink o Rep. 
Alemania Federal no podía decir lo mismo, esa generación de jugadores que marcaron época en el fútbol teutón se veía diezmada sin Beckenbauer, Müller o Breitner; pero Helmut Schon dirigiría su cuarta Copa del Mundo. 

Estadio monumental.
Además de Argentina, Alemania y Holanda; Austria, Brasil, Escocia, España, Francia, Hungría, Irán,Italia, México, Perú, Polonia, Suecia y Túnez formaron parte del sorteo.
Un joven seleccionado italiano gana el Grupo 1, venciendo a Argentina en el último partido, por lo que los europeos se clasificaron en la primera plaza y los argentinos se vieron relegados a la segunda.  Los locales habían ganado en los últimos minutos su primer partido ante Hungría con un gol de Daniel Bertoni; mientras que en la segunda fecha empataban a 1 con la Francia de Platini y lograron vencer gracias a Leopoldo Luque.
Tampoco Alemania Federal pudo ganar su grupo, fueron Deyna, Lato y Boniek los que brillaron en para dar a Polonia el primer puesto, Alemania consiguió facilmente la clasificación en el segundo lugar; dejando fuera a mexicanos y tunecinos.
España no logró trascender a pesar de empatar a 0 con Brasil y ganar a Suecia, la selección ibérica perdió la oportunidad debido al tardío gol de Krankl que le dio la victoria a los austriacos en ese España-Austria de la primera jornada. Fueron los cariocas quienes dominaron ese Grupo 3.
Cubillas y Chumpitaz seguían como las cabezas de una selección peruana que venció el último grupo, clasificando de primer lugar a pesar de compartirlo con Holanda. También los neerlandeses pasaron sin dificultades, incluso perdiendo ante Escocia en la tercera fecha, donde Rensenbrink anotó el gol número 1000 en la historia de los mundiales.
Como en Alemania, los clasificados jugarían otra ronda de grupos, donde los ganadores pasarían a la final. 

El Grupo 1 contó con Alemania, Austria, Holanda e Italia; nos regaló la reedición de la final de 4 años antes, donde René Van de Kerkhof anotó a falta de 5 minutos el empate para Holanda. Ese grupo se definió entre una Italia que veía brillar a Paolo Rossi y Holanda en la última jornada. Ernie Brandts marcó en propia puerta pero luego anotó en el arco italiano para empatar las acciones, antes de que Arie Hans marcara el segundo tanto que enviaba a los neerlandeses a su segunda final consecutiva y a los italianos al partido por el tercer lugar.
Por el otro lado llegaron Argentina Brasil, Perú y Polonia, fue aquí cuando despertó Mario Kempes. El Matador anotó los 2 tantos con los que Argentina venció a Polonia, al mismo tiempo que Brasil ganaba a Perú por un 3-0. El empate a 0 entre argentinos y brasileños en la segunda fecha, los dejaba empatados a puntos en la última jornada. Brasil venció 3-1 a Polonia y sumaba +5 en diferencia de goles, por lo que Argentina necesitaba marcar 4 tantos para clasificar a su final.
Ese Argentina-Perú sigue siendo discutido en los programas deportivos de la televisión argentina, mucho se ha hablado de las supuestas amenazas y sobornos hacia los peruanos por parte del gobierno argentino. Sobretodo desde que se conoció que el propio dictador Videla estuvo en los vestuarios antes del inicio . Kempes y Tarantini marcaron en la primera parte, pero no era suficiente, y en el primer minuto de la etapa complementaria llegó otro gol de Kempes y 4 minutos después Luque puso el 4-0 que le valía a Argentina la final. Houseman marcó el quinto y Luque anotó el sexto tanto de una noche que siempre estará rodeada por las acusaciones de hasta jugadores peruanos. Los brasileños se conformaron con jugar el tercer puesto y vencerlo ante Italia, la canarinha apenas logró la medalla de bronce, a pesar de no perder ningún encuentro en el torneo.

Leopoldo Luque celebrando su tanto ante Perú.
Luego de jugar toda la segunda ronda en Rosario, Argentina volvía a  Buenos Aires, al mítico Estadio Monumental. Un coloso que se encontraba a tan solo 1 kilómetro del ESMA, principal centro de detenciones de la dictadura. Lugar que sirvió  para torturar y desaparecer personas. El pueblo argentino vivía esa situación durante la Copa, entre protestas y las reuniones de las madres de plaza de mayo, los triunfos de un equipo grandioso. Fillol en el arco, Daniel Passarella, el gran líder de ese equipo, un defensor que vencía a cualquiera en cuanto a ganas y esfuerzo, además de poseer una calidad que lo hizo triunfar en todos lados.  Gallego y Ardiles mandaban en el medio y en ataque Bertoni junto a Luque creaban problemas junto al 10, Mario Alberto Kempes figuraba en el Valencia y llegó a la Copa del Mundo para liderar a su selección en su primera final desde aquel partido de 1930 en Montevideo. El único obstáculo restante era la Naranja Mecánica, que ya no contaba con su engranaje principal, pero que veía a Neeskens como ese jugador que dictaba el tempo, con Rep, Rensenbrink y los hermanos Van de Kerkhof llevando peligro en ataque y con un grandísimo defensor y capitán como Ruud Krol. 
Los millones de papelillos volaron en el Monumental y el Telstar rodó en el gramado para ver una final muy disputada y para ver a Kempes correr entre camisetas naranjas y endosar el primer tanto. Los minutos pasaron y todo el país se preparaba para gritar su primera victoria mundialista, pero entró Dick Nanninga y empató las acciones a a falta de 8 minutos para el final. Cuando faltaban segundos para terminar el primer tiempo suplementario, Mario Alberto Kempes atropelló todo lo que se interponía entre él y el gol que significara el título, la pelota entró delicadamente y Kempes lo gritó junto a 72000 personas en el Monumental. Daniel Bertoni cerró con broche dorado el partido para que finalmente llegue el primer trofeo mundialista para una nación históricamente futbolera; la consagración de un seleccionado argentino que levantó la Copa del Mundo, y que hizo gritar a todo un país, celebración que contrastaba con el silencio vivido en medio de un régimen que causó mucho daño.


Mario Alberto Kempes celebra uno de sus goles en la final.
Mejores Jugadores:
1) Mario Kempes / ARG. 
2) Paolo Rossi / ITA.
3) Dirceu / BRA.
Máximos anotadores:
-Mario Kempes / ARG. (6).
-Teófilo Cubillas / PERÚ (5).
-Rob Rensenbrink / HOL. (5).
Equipo Ideal


España 1982 



No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.