Header Ads

La Octava.

La Copa Intercontinental de 1998 terminó con victoria del Madrid en Japón ante el Vasco Da Gama con un golazo de Raúl. En esa temporada 1998/99 el Madrid no puede consagrarse ni en Liga, ni en Champions, ni en Copa del Rey; dirigidos por Guus Hiddink, el equipo blanco no anduvo por buen camino en aquella campaña. 
Toshack tomó al equipo en febrero de 1999, terminó la temporada y empezó la siguiente con algunos cambios en la plantilla; llegaron Michel Salgado, Anelka, Helguera, Geremi y McManaman. El Real Madrid encadenó hasta 8 encuentros sin ganar en Liga, demostración suficiente para que se releve a John Toshack a pesar de su paso en Champions con 4 victorias, 1 empate y 1 derrota en la Fase de Grupos. Primer lugar de grupo con 13 puntos sobre Porto, Molde y Olympiakos; Sávio ya había anotado 3 goles, superando a Raúl, Morientes y Roberto Carlos que tenían 2.
En la segunda fase de grupos el Madrid salió sorteado con Bayern de Múnich, Dinamo Kiev y Rosenborg; terminó segundo atrás del equipo bávaro y ambos clasificaron a los Cuartos de Final; ya el ex jugador blanco Vicente Del Bosque era el entrenador del club.

Roberto Carlos, Raúl y Redondo en Old Trafford.

Esos Cuartos de Final serían una batalla entre 2 potencias, el Manchester United venía de ser campeón un año antes, por lo que se jugaban el pase los 2 últimos campeones del torneo. 
El Madrid formó con 5 defensores en el partido de ida, con Casillas en el arco y con McManaman, Redondo y Sávio en el medio. En ese medio campo lucharon ante Roy Keane, Paul Scholes, David Beckham y Ryan Giggs. Raúl y Morientes no pudieron en todo el partido ante la defensa británica y el encuentro en el Bernabéu terminó sin goles. Los de Sir Alex Ferguson se encontraron una y otra vez con la sobriedad defensiva de ese Real Madrid, que con Redondo le encontraba el tiempo y el ritmo a todo. A los 21 minutos del partido en Old Trafford llega el primero del Real Madrid, fue un gol en propia puerta del capitán red Roy Keane. La primera parte vio aparecer a Iker Casillas, que con 18 años era figura del equipo blanco. El Madrid tenía chances para ampliar la ventaja pero el segundo tanto cae a los minutos de la segunda parte con una definición magnífica de Raúl; y si esa definición fue magnífica, no sé cual será el adjetivo adecuado para describir el taconazo de Fernando Redondo que regala el doblete a Raúl y deja KO al Manchester United en el teatro de los sueños apenas a los 52 minutos. Goles de Beckham y Scholes a los 64 y 88 acercaron a un equipo que todavía necesitaba 2 goles para clasificar, algo que no se podía dar. 

Luego de sacar a un histórico, el conjunto merengue debía enfrentar al que probablemente sea el mayor rival europeo que tiene. Real Madrid y Bayern de Múnich han protagonizado innumerables historias en el panorama europeo y en ese año 2000 se vivió una especial. 
En este partido salió de titular Nicolás Anelka, el francés fue importante en esta eliminatoria anotando en el minuto 4 del partido de ida disputado en el Santiago Bernabéu. Un pase de Raúl que dejó al puma mano a mano con Kahn y el Madrid ganaba 1-0. A los 33 minutos fue Salgado el que queda ante el portero alemán, lo eludió y Jeremies anota en propia puerta en el intento de evitar el gol del defensor madridista. 
El encuentro siguió su curso y las oportunidades llegaron en los 2 extremos de la cancha, Oliver Kahn se lucían con  paradas que evitaron que el marcador se moviera.
En Alemania el Madrid llegaba con una victoria convincente y con 2 goles que le daban cierta tranquilidad, recordando que el Bayern de Münich había ganado ambos encuentros de la segunda fase de grupos, con un 4-1 en el Olympiastadion.
En estas semifinales Jancke marcó rápido para acercarse a un gol de empatar la eliminatoria, los alemanes intentaban y el joven Casillas se notaba nervioso, pero la tranquilidad la puso Anelka, que tras un centro de Sávio, cabecea a la red para empatar el encuentro y forzar al Bayern a marcar 3 goles más para clasificar. Giovane Elber marcó el 2-1 y los alemanes necesitaban 2 tantos que no llegarían.
 El Valencia CF dejó eliminados a la Lazio y al Barcelona, clasificando así a su primera final continental, Gaizka Mendieta encabezó a los Claudio Lopez, Miguel Angel Angulo, Santiago Cañizarez, todos dirigidos por Héctor Cuper.

Raúl y Oliver Kahn.

En el año 1956 fue el Parc des Princes el lugar que albergó la primera Copa de Europa, conquistada por el Real Madrid, 6 triunfos europeos luego, el equipo blanco volvía a París, esta vez al Stade de France para revalidarse como el mejor de Europa. 
Vicente Del Bosque seguía con el sistema que lo llevó a ese lugar; Casillas bajo palos, Campo, Helguera y Karanka como centrales con Roberto Carlos y Salgado por las bandas, Redondo como capitán y jugando de medio centro flanqueado por Mcmanaman. Anelka y Morientes iniciaron en ataque con Raúl flotando entre líneas, encontrando espacios detrás de los delanteros y acercándose a Redondo para tener contacto con la pelota. El Valencia no se encontraba y tras una gran incursión de Salgado, Morientes la mandó al fondo y el Madrid se iba al descanso con el 1-0. Todo lo que siguió fue para el Real Madrid, Mcmanaman anota de volea en el minuto 67 y el partido se acabó ahí, entraron Hierro, Sanchís y Sávio en la fiesta que era el Stade De France luego del gol de Raúl en el minuto 75, con la recordada corrida que dejó a Cañizarez tirado para anotar. 
Una fiesta madridista en París, como fue en 1956, 44 años después el Real Madrid celebraba otro cetro europeo con la Torre Eiffel de testigo.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.