Header Ads

Rusia 2018: Grupo C.

Francia - Australia.

Por fin debutaba una de las selecciones que yo, personalmente, tenía ganas de ver jugar cuanto antes. Os hablo de la selección francesa, la cual me tiene enamorado por los jugadores que forman su plantilla. Pero os quiero hablar sobre el partido, un partido que pasará a la historia por ser el primer encuentro en el que toma protagonismo el VAR en este torneo. Por primera vez en la historia de este campeonato, la tecnología es la encargada de decidir un partido, teniendo gran influencia en el resultado final. Y es que, si no hubiese sido por la tecnología, Francia no habría sumado los tres puntos. 

Un pase de Pogba fue el desencadenante de todo el lío que se formaría después. Ese pase filtrado con dirección a Giezmann , el cual llegó a destino, fue el punto de inflexión en la historia de este deporte. El 7 de Francia se adentraba en el área a toda velocidad cuando Josh Risdon, defensor australiano, se interpuso en su camino, haciendo que "Grizzi" cayese dentro del área. El colegiado del partido, el uruguayo Andrés Cunha, en primera instancia no señaló nada punible en esa acción y dejó continuar el juego. Es justo ahí cuando empieza a sonar un "run run" en el estadio. Efectivamente, el árbitro estaba prestando atención a lo que le estaban indicando por el pinganillo desde la sala del videoarbitraje. Penalti a favor de Francia. El VAR decide que, una vez revisada la acción, el contacto existe y es penalti a favor de los chicos de Deschamps. Y no solo eso, sino que el defensor australiano se llevó la cartulina amarilla. Griezmann fue el encargado de transformar el penalti. Disparo duro a la derecha del portero, que ni siquiera se movió. 

La alegría de los franceses no duró mucho, puesto que, tan solo cuatro minutos después, un tremendo error de Umtiti al despejar un centro aéreo con la mano, provocó el penalti a favor de Australia. Mile Jedinak, héroe nacional, fue el responsable de transformar la pena máxima. Este hombre fue quien clasificó a su país al Mundial con un grandioso hat-trick el pasado mes de noviembre ante Honduras.

Pasaban los minutos y Francia no estaba cómoda en el campo, apenas creaba ocasiones pese al potencial de su selección y la diferencia de calidad respecto a su rival. Entonces, llegó el minuto 80, el partid agonizando, y, otra vez, la tecnología fue la protagonista. Un disparo de Pogba, que tocó en la pierna del defensa australiano, salió rebotado trazando una parábola casi imposible de detener. El esférico toco el larguero y, del efecto que llevaba, se salió de la portería. Es ahí cuando el árbitro mira su reloj. Los jugadores expectantes, la grada en silencio. Es gol. La tecnología implantada en la línea de gol le ha indicado al árbitro que el balón ha traspasado por completo la divisoria. El fútbol había cambiado para siempre. Final del partido, 2-1 y tres puntos para Francia, que se coloca primera de grupo. 


ALINEACIONES:

Francia: Lloris; Pavard, Varane, Umtiti, Lucas Hernández; Tolisso, Kanté, Pogba; Dembele, Mbappé, Giezmann. DT: Didier Deschamps.

Australia: Ryan; Behich, Sainsbury, Milligan, Risdon; Jedinak, Mooy; Leckie, Rogic, Kruse; Nabbout. DT: Bert van Marwijk.

Árbitro: Andrés Cunha.

Perú - Dinamarca.

Después de la victoria francesa, Perú y Dinamarca salían al campo para sacarse ventaja en lo que a priori sería la pugna por la segunda plaza de grupo.

Eriksen comandaba a los escandinavos, que con el jugador de Tottenham, sueñan con meterse entre los grandes.

Perú inició sin Paolo Guerrero, que esperó en el banquillo en un partido que vio dominar a los incas. Carrillo, Cueva y Yotún hicieron suyo el encuentro, con los laterales pasando ante cada ataque. Acercamientos a granel para Perú, quienes no supieron aprovechar la superioridad y hasta tuvieron un penal. Cueva la manda a las nubes y el entretiempo llega con el 0 para ambos.

En la segunda mitad siguió la tónica, pero le dieron espacios a Eriksen, que condujo y sacó un pase para que Poulsen anote. El jugador del Leipzig adelanta a Dinamarca y el equipo cierra aún más sus lineas, para darle más terreno a Perú.

Ya con Guerrero en el campo, Kasper Schmeichel se hizo protagonista, sacando todo lo que olía a gol,  tal como lo hizo en la Premier que consiguió con el Leicester. Los embates sudamericanos terminaron  con el pitazo final, que le dio a Dinamarca chances de soñar y a Perú lo deja en cuidados intensivos para afrontar su venidero partido ante Francia.



ALINEACIONES:

Peru: Gallese; Advíncula, Ramos, Rodríguez, Trauco; Tapia, Yotún, Carrillo, Flores, Cueva; Farfán. DT: Ricardo Gareca.

Dinamarca: Schmeichel; Dalsgaard, Kjaer, Christensen, Larsen; Kvist, Delaney, Eriksen; Sisto, Poulsen y Jorgensen. DT: Age Hareide.

Árbitro: Bakary Papa Gassama.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.