Header Ads

¿Repetimos? ¡Repetimos!



 
Recuerdo un anuncio de cuando era niño muy famoso por entonces. Los protagonistas eran Morientes y Gerard, jugadores del Madrid y Barça respectivamente, y el producto las natillas Danone. Hicieron varios anuncios juntos, pero el tema era siempre el mismo: pasara lo que pasara no podían parar de comer natillas por lo buenas que eran. Los anuncios terminaban siempre con la pregunta “¿repetimos?” y la respuesta “¡repetimos!”.

Podría decirse que la temporada del Real Madrid sigue el mismo guíon. Cada partido, sin importar qué jugadores estén en el campo, parece ser una copia casi exacta del anterior. Se repiten los mismos errores, la frustración de la afición es la misma, y las sensaciones no cambian.

Ante esta situación, la mayoría de Madridistas buscan algún tipo de explicación a una debacle que nadie se esperaba hace no muchos meses. En mi opinión, es bastante difícil señalar una sola causa ya que ha habido varios factores importantes. Empezando por la sanción de Cristiano, las lesiones, el bajón de casi todos los jugadores del equipo en un momento u otro, los agujeros en defensa, la falta de creación y gol, algunas de las decisiones de Zidane o la poca contribución de los suplentes, siendo éstas algunas de las más nombradas.

Creo que es injusto echar la culpa de la mala situación a una o dos razones, ya que lo más acertado sería pensar que todo ha afectado al mal momento del equipo. Es obvio que no se está jugando bien y el nivel en general está lejos de lo que era la temporada pasada. Quiero dejar claro que somos los máximos responsables y que debemos intentar solucionar nuestros problemas si queremos darle la vuelta a la cosa y acabar la temporada en Cibeles.

Dicho esto, también me gustaría mencionar un factor que ha influido mucho en nuestra situación en Liga y que parece ser que no podemos hablar de ello a riesgo de ser acusados de llorones, poco autocríticos, o palmeros del club. Me refiero a las “coincidencias” arbitrales que tampoco paran de repetirse, y no solamente a los errores que han ocurrido en nuestra contra.

Es normal que haya errores arbitrales en cada partido, errar es humano y los árbitros, aunque a veces nos olvidemos, lo son. El problema no son los errores (creo que no miento si digo que nos hemos beneficiado en el pasado de tales errores); el problema es que esos errores esta temporada se repiten jornada tras jornada y coincidentemente con los mismos protagonistas.

En nuestra Liga, la media de partidos en la que un árbitro pita al mismo equipo suele estar entre dos y tres, nunca siendo más de tres. En esta primera vuelta nos han pitado al menos dos veces un total de siete árbitros. Siendo estos Martínez Munuera, Sánchez Martínez, Mateu Lahoz, González González, Hernández Hernández, Undiano Mallenco y Fernández Borbalán.
De dieciocho partidos jugados, catorce han sido pitados por uno de éstos señores.

Hasta aquí no habría ningún problema a parte de la extrañeza de haber repetido tantos árbitros en media liga. La cosa se complica cuando analizamos a los árbitros que han repetido. El Real Madrid en los últimos años ha ganado más o menos un 75% de los partidos jugados, pero curiosamente su porcentaje de victorias ha sido menor con estos siete árbitros que nos han pitado ya dos veces.

Los siete magníficos junto con nuestro porcentaje de victorias con ellos son: Martínez Munuera 72%, Sánchez Martínez 71%, Mateu Lahoz 69%, González González 65%, Hernández Hernández 62%, Undiano Mallenco 60% y Fernández Borbalán 56% (estadísticas por @cabaislois). Vemos que con algunos sólo estamos por debajo de la media de victorias, pero con otros la diferencia es muy grande.Más extraño aún es que en esta temporada, de los nueve pinchazos del Madrid en Liga (cinco empates y cuatro derrotas) ocho han sido con estos mismos árbitros, y en la mayoría reinó  la polémica.

En el empate ante el Valencia, Borbalán no señaló una mano en el área, un agarrón, o la zancadilla a Marcelo en los últimos minutos. En otro empate, esta vez ante el Levante, Hernández Hernández dejó de señalar una zancadilla a Theo en área rival. Mateu Lahoz tampoco vería como Javi García golpeaba el tobillo de Marcelo dentro del área en la derrota contra el Betis. La victoria del Girona llegaría con un gol en fuera de juego y alguna que otra polémica en el área: pitaba de nuevo Hernández Hernández.

Llegamos al derbi madrileño contra el Atlético, repitiendo, cómo no, Borbalán. Entre otras cosas, resaltamos el balonazo en la cara a Benzema estando en el suelo, la entrada salvaje de Savic al tobillo de Toni Kroos, o la patada en la cara dentro del área de Lucas a Ramos rompiéndole la nariz. Ninguna roja, la última señalada como saque de puerta.

El siguiente pinchazo sería en Bilbao, un empate a ceros donde Mateu Lahoz de nuevo acabaría expulsando a Sergio Ramos, y Javi García no vería siquiera una amarilla después de innumerables faltas con Etxeita librándose de la roja después de una entrada brutal a Luka Modric.

Por último, la pasada jornada contra el Villareal donde perdimos por un gol. El ya conocido Undiano Mallenco nos había pitado contra el Alavés con mucha polémica, y esta vez no vio varios penaltis dentro del área rival, siendo el  más llamativo una mano en el área después del remate de cabeza de Bale que impacta en el brazo levantado y extendido del defensor. El gol del Villarreal también llegaría tras un fuera de juego en el inicio de la jugada.

Como dije al principio, esto no es una excusa al mal juego del equipo y la baja forma de algunos jugadores. Son datos interesantes y bastante extraños que al parecer no se pueden mencionar en público. Cada uno que saque las conclusiones que quiera, pero al igual que se sacan las estadísticas de los remates de Benzema o Cristiano, o las veces que nos marcan por la banda de Marcelo, estas estadísticas tampoco se pueden ignorar.

Los árbitros con los que el Madrid menos gana son los árbitros que más se nos asigna. También se da la casualidad de que son los árbitros que nos han pitado en los partidos en los que no hemos ganado, y donde no ha faltado la polémica. De nueve pinchazos, siete fueron partidos en los que nos perjudicaron y siempre con uno de los siete magníficos. ¿Sabéis cuántos puntos perdimos? Cuatro empates y tres derrotas, podéis hacer las cuentas.

Una cosa está clara, esta Liga está prácticamente perdida. La plantilla y el cuerpo técnico tiene mucha de la responsabilidad al igual que el Club, pero no toda. Hay cosas que no controlamos. Otra cosa es segura: cuando llega el momento de asignar a un árbitro para el Madrid, la pregunta de Sánchez Arminio, persona que asigna a dedo los arbitrajes de la Liga, va a ser “¿Repetimos?”, y la respuesta siempre será “¡Repetimos!”.


Roi Tubío
Twitter @Roi2bo

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.